Muchas promesas y reformas económicas

El Secretario General del Partido Comunista, Xi Jinping, ha anunciado la llegada de una “nueva era” del socialismo chino después de haber conseguido mejorar los niveles de vida de la sociedad china.

En un mediático discurso de más de tres horas de duración, el presidente de China ha inaugurado el XIX Congreso del Partido Comunista chino ante más de 2.200 oficiales. En su discurso, el presidente Xi ha declarado que su país permitirá el acceso a inversiones extranjeras, permitiendo la apertura de capitales internacionales y asegurando que se tomarán medidas para reforzar la propiedad intelectual. Este último punto ha sido ampliamente aplaudido por las potencias europeas e internacionales, quienes ven grandes peligros a la hora de acceder al mercado chino por culpa de la piratería.

Entre otras cosas, el presidente de China ha remarcado que desde el comienzo de su mandato, hace cinco años, más de 60 millones de personas han conseguido salir de la pobreza y ha instado a los delegados y oficiales a seguir trabajando para poder aumentar estas cifras en los próximos 5 años.

Apertura de empresas públicas

Las modificaciones económicas propuestas por el máximo líder de China apuntan a dar más fuerza al capitalismo y relajar las doctrinas socialistas del estado. Xi Jinping quiere dar más cabida al capital extranjero y reducir la injerencia del gobierno en las relaciones comerciales. Además, los tipos de interés y los tipos de cambio comenzarán a fluctuar con el mercado, en lugar de estar falsamente alterados por la mano del gobierno, o esto ha asegurado el máximo responsable de la segunda mayor economía del mundo.

Estos cambios económicos podrían suponer cambios muy importantes a la geopolótica y a la economía mundial. China encarecería sus exportaciones y es previsible que sus importaciones aumentaran de manera significativa. Veremos hasta donde llegan las palabras del líder chino.