El 155 se hace efectivo en Cataluña

El presidente de España, Mariano Rajoy, confirmó la aplicación el artículo 155 en Cataluña el pasado domingo. El artículo 155 establece la nulidad de la determinación de la Comunidad Autónoma afectada, suponiendo una invervención absoluta de todos sus niveles de poder y control. De esta manera, el Gobierno de España pasa ahora a controlar todos los estamentos del Govern de Cataluña, desde su Parlamento hasta sus finanzas públicas. El artículo 155 supone retirar del poder al presidente catalán, Carles Puigdemont.

Los más críticos con el gobierno español afirman que se trata de un golpe de estado, ya que, en cierta manera, se ha quitado del poder a un presidente elegido en votaciones democráticas. Sin embargo, el artículo 155 viene contemplado en la Constitución española con el fin de proteger y salvaguardar la soberanía nacional y la estabilidad del país.

Cambios tras el 155 en Cataluña

El Gobierno de España pretende cesar, únicamente, al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, al vicepresidente Oriol Junqueras y a otros consejeros catalanes propulsores del referendum. Sin embargo, el Gobierno español no tiene interés en cesar a los otros 180 cargos del gobierno catalán, sino que les garantizará sus puestos en caso de que acepten someterse a las nuevas regulaciones, hasta que se convoquen elecciones generales. La situación más drástica acarrearía la cesión del Consejo de Ministros de Cataluña, pero no se preveee que se vaya a llegar a este punto.

En cuanto al funcionamiento de la Generalitat en temas de educación y sanidad, el Gobierno de España ha asegurado que no pretende cambiar en absoluto el contenido de las clases o la distribución de hospitales y personal sanitario. Según el Ejecutivo, los temarios de historia y las clases en catalán seguirán siendo como de costumbre y estos cambios no afectarán a los servicios sociales, que seguirán actuando con total normalidad.