El Barça podría abandonar la Liga

Tras el referendum ilegal de Cataluña y una posible declaración de independencia del país catalán, muchos se preguntan cuál será el camino que tomará el club barcelonés frente a una hipotética independencia de Cataluña. ¿Cómo afectaría esto al FC Barcelona y a otros clubes de fútbol de la región catalana? Una eventual independencia de Cataluña no solo afectaría a los equipos de fútbol de la región, sino también a cualquier otro deportista de élite que compita nacional o internacionalmente.

La ley española no deja lugar a dudas

Según la reglamentación española vigente a día de hoy, se expone claramente que cualquier club o entidad deportiva que participe en cualquier competición profesional, deberá inscribirse en el Registro de Asociaciones Deportivas correspondientes. En el caso del fútbol, esto implicaría estar inscrito en la Federación Española de Fútbol, una asociación  de ámbito nacional que no abarcaría al territorio catalán en caso de independencia.
Por lo tanto, una hipotética independencia de Cataluña imposibilitaríai al FC Barcelona y a otros clubes catalanes inscribirse en la Federación Española de Fútbol, con lo que no podrían participar en ninguna de las competiciones nacionales, como la Liga o la Copa del Rey. Además, su inscripción a la Liga de Campeones quedaría supeditada a la consideración de Cataluña como nación europea por la Unión Europea.

Alternativas plausibles para seguir compitiendo

Sin embargo, existen algunos canales que los clubes catalanes podrían intentar seguir para continuar con su participación en las competiciones nacionales e internacionales. Al igual que sucede con Andorra, existe la posibilidad de que Cataluña pueda ser considerada una nación independiente y soberana, pero que, sin embargo, puede competir en cualquier evento organizado por la Federación Española de Fútbol.

Sin embargo, para que esta consideración fuese posible, se debería modificar la Ley del Deporte en españa para incluir una disposición especial para los equipos catalanes, al igual que sucede con los equipos de Andorra. Dada la relación entre los gobiernos de España y Cataluña, esto no parece ser una opción realista a día de hoy. Ambos gobiernos utilizarán todas sus herramientas para conseguir sus objetivos durante la negociación de la independencia.