Lionel Mesías Messi

¡Se acabó el suplicio! La selección argentina de fútbol se ha clasificado para el Mundial de Rusia de 2018 por la vía directa. Tras una fase de clasificaciones pésima para el equipo dirigido por Sampaoli, la selección sudamericana, liderada por el mejor jugador de la historia, ha conseguido clasificarse para el Mundial de fútbol que tendrá lugar el verano del año que viene.

Tras el empate con la selección de Perú, la selección argentina sufrió infinitas críticas de parte de la mayoría de la prensa de Argentina. La selección se temía fuera del mundial de fútbol y miles de oportunistas aprovechaban la mala racha de la selección para atacar al mismo equipo que llegó a la final en el Mundial de Brasil de 2014. Estas críticas, además, se cebaban con Lionel Messi, el capitán de la Selección Argentina, a quien tachaban de “pecho frío” y de rodearse de “amigos” en lugar de futbolistas.

El partido comenzó de la peor manera posible para la selección argentina. Ecuador se adelantaba 1-0 en los primeros minutos del partido, dejando a Argentina sin posibilidades de clasificación. Sin embargo, y como siempre sucede, Messi sacó lo mejor de sí mismo. Ecuador estaba perdida. Lionel empezó a echar paredes, a asociarse, cada tocaba más balón. Llegó el primer gol de Messi. El equipo comenzaba a crecerse y Messi se sabía celestial. Llegó el segundo gol. También de Messi. El miedo se apoderaba de Ecuador, que se veía fuera del partido. Mientras tanto, Messi jugaba, tocaba, probaba. Así llego el tercer gol del mejor jugador del mundo, que cerraba así la clasificación de Argentina para el Mundial de Rusia de 2018.

De esta manera, Argentina pasa de estar fuera del Mundial de 2018 a ser considerada una de las favoritas al título. Argentina tuvo mala suerte en el año 2014 y Messi todavía tiene una espina clavada. Este será su último Mundial. Este deberá ser su Mundial.