Cómo ahorrar dinero con sencillos trucos

Ahorrar dinero puede ser una tarea muy complicada si no tenemos un buen plan de ahorro doméstico. Muchos creemos que el mayor ahorro para nuestra economía se produce puertas adentro, con lo que se llama economía doméstica.

Para muchos de nosotros, ahorrar dinero en casa es una de las fuentes de ahorro más importantes. Nuestros gastos variables en alimentos, bebidas, ocio y adquisiciones tecnológicas pueden acabar agotando nuestros ahorros, por lo que es muy importante establecer normas de acción para conseguir ahorrar dinero rápidamente.

La economía doméstica, debe ser, por lo tanto, nuestro principal objetivo. Debemos aprender cómo ahorrar dinero en casa para poder vivir mejor en el medio y largo plazo. Para conseguir nuestros objetivos de ahorro, podemos establecer pequeñas rutinas o trucos para ahorrar dinero en el día a día y conseguir mejorar nuestra situación económica al cabo de pocos meses.

Ahorrar dinero no es una acción, sino una costumbre

Lo primero que debes tener en cuenta es que ahorrar dinero no es una acción de un día o un mes, sino una costumbre de vida. Al igual que sucede con las mayores economías del mundo, hay sociedades y personas más ahorradoras que otras.

A algunas personas les cuesta poco trabajo privarse de nuevos lujos, pero a otros nos puede parecer mucho más difícil restringir nuestra economía doméstica al gasto de unas pocas monedas cada día.

Sin embargo, este tipo de pensamiento es cuestión de costumbres. Tener más dinero o gastar más dinero no te garantiza una mayor felicidad. De hecho, cuanto más dinero gastamos, más necesidad tendremos de seguir gastando dinero. ¡Y lo mismo pasa a la inversa! Cuanto más dinero ahorremos, más ganas tendremos de ahorrar más dinero.

Como ves, ambas costumbres o formas de vida se retroalimentan fuertemente. Debido a esto, es muy importante que consigas reafirmarte y marcar objetivos de ahorro paulatinos para conseguir modificar tus hábidos de consumo y conseguir la independencia económica de aquí a unos pocos años.

Guía para ahorrar dinero fácilmente

  1. Establece una tasa de ahorro sobre tus ingresos

Establecer una tasa de ahorro nos permitirá gastar dinero con mucho más criterio. Es muy importante determinar qué porcentaje de nuestros nuestros queremos destinar a ahorro fijo. Para calcularlo, tendremos que saber cuáles son nuestros gastos fijos y variables en los últimos meses. Una cifra de ahorro interesante podría ser del 30% de nuestros ingresos totales.

  1. Invierte tus ahorros en activos seguros

No importa si tienes mil euros ahorrados o cien mil euros ahorrados: invertir tu dinero hará que este crezca exponencialmente. Por supuesto, mayores tasas de ahorro tendrán mejores intereses, pero Roma no se construyó en un día. Debes saber que cuando tu dinero está quieto en tu cuenta bancaria, no te está produciendo felicidad ni rendimientos, ¡estás perdiendo el tiempo! Habla con tu banco de confianza y compra algún activo financiero de bajo riesgo para que tu dinero empiece a trabajar por ti.

  1. Busca siempre el mejor precio

Te sorprendería saber la cantidad de dinero que puedes ahorrar cada año si comienzas a buscar el mejor precio para tus compras. Tal vez tu ahorro semanal no sea muy notable, pero a largo plazo verás como tus cuentas se han visto mucho más enriquecidas. Recuerda: buscar el mejor precio no es una acción, ¡sino una costumbre!

  1. Controla tus compras impulsivas

Esta tal vez sea la parte más difícil. A todos nos encanta tener dinero. Trabajamos duro para conseguirlo y pasamos muchas horas en la oficina o en nuestro puesto de trabajo. ¡Todos queremos darnos algún capricho! Sin embargo, está demostrado que los caprichos y las compras impulsivas son las que mayor impacto tienen sobre nuestra economía, ya que estamos comprando cosas que no necesitamos y que probablemente nunca utilizaremos. ¡Controla tus impulsos!

  1. Márcate objetivos a corto, medio y largo plazo

Ahorrar dinero es una costumbre muy cansada. A veces, a mitad del proceso, podemos perder nuestra compostura y echar por tierra todo nuestro trabajo al comprarnos un capricho más caro de lo normal. Cuando estamos ahorrando dinero, necesitamos tener objetivos claros y cuantificados. Estudia tus posibilidades y establece objetivos de ahorro mensuales, cuatrimestrales, semestrales y anuales. Asegúrate de establecer objetivos realistas, ¡no se trata de sufrir! Sino de ahorrar dinero progresivamente.

  1. Ahorra todos tus ingresos extra

A veces recibimos pequeñas sumas de dinero por trabajos extra, regalos de amigos o devoluciones de IVA, entre otros. Nuestro primer pensamiento al recibir este dinero extra es salir a comer a un buen restaurante, invitar a los amigos a unas copas o comprarnos un nuevo aparato para nuestra casa. ¡Evita este tipo de comportamientos! Si realmente quieres ahorrar dinero rápido, ¡mantente firme! Los ingresos extra supondrán un claro aumento en la cantidad de ahorros anuales. ¡Garantizado!

  1. Cuida los gastos de luz, electricidad y agua

Los gastos de electricidad, luz y agua suponen gran parte de nuestros gastos cada mensualidad. Sobre todo en familias grandes, con muchos miembros, resulta muy difícil reducir la factura de estos servicios. Para conseguir ahorrar en la factura de la luz u otros servicios, debemos trabajar conjuntamente con todos los miembros de la familia. Es muy importante comprender que el ahorro comienza por las pequeñas cosas, que debemos crear hábitos de ahorro poco a poco para hacer que nuestra riqueza vaya creciendo paulatinamente.